segunda-feira, 11 de março de 2013

333 - Aplicações da Web social para as bibliotecas

A partir de um post daqui

--------

Aplicaciones de la web social en las bibliotecas [e-Book] . Madrid, Consejo de Cooperación Bibliotecaria, 2013.
La IFLA, en el Manifiesto de Alejandría sobre las bibliotecas en “La sociedad de la información en acción”, expresa la necesidad de “promover una sociedad incluyente basada en el derecho fundamental de los seres humanos tanto al acceso a la información como a su expresión sin restricciones, y en la que cada uno sea capaz de crear, acceder, usar y compartir información y conocimiento”.
Desde el prisma que ahora nos ocupa -la introducción de las herramientas de la denominada web social en las bibliotecas- dos son los conceptos que especialmente podemos destacar en el párrafo referenciado del Manifiesto de Alejandría: “el acceso a la información” y, también, “usar y compartir la información y el conocimiento”.
Realmente esas han sido siempre directrices en las que se han incardinado los objetivos de las bibliotecas públicas: difundir el conocimiento y usar y compartir la información y el conocimiento en la comunidad local en la que cada una de las bibliotecas presta servicio.
La expresión y concreción de esas directrices ha variado a lo largo del tiempo. Lógicamente, las bibliotecas están inmersas en un contexto social, cultural y tecnológico que enmarcan de forma determinante el desempeño de su labor. En el momento actual, como conocemos, el contexto social y especialmente tecnológico está evolucionando y cambiando a ritmos cada vez más acelerados.
Las bibliotecas escolares, gracias a las iniciativas promovidas por el Ministerio de Educación y las Consejerías de Educación de las Comunidades Autónomas, han experimentado en los últimos años importantes cambios para convertirse en un centro de recursos para la enseñanza y el aprendizaje desde el que se vertebre gran parte de la información dirigida a toda la comunidad educativa. En este proceso de cambio han ido mejorando su infraestructura e implementando las herramientas tecnológicas con el fin de ir ofreciendo a los usuarios nuevos servicios más allá de la consulta del catálogo a través de la red.
Evidentemente, todos los cambios suponen riesgos e incertidumbres. Ofrecer a los usuarios que libremente participen en blogs, que opinen sobre libros, que creen comunidades virtuales de usuarios, etc … supone que en casos concretos y puntuales se pueda hacer un uso inadecuado de estos servicios. Sin embargo, consideramos que se trata de una realidad que hay que asumir y, con la práctica y las experiencias concretas, ir desarrollando criterios que los minimicen tanto como sea posible.
El enfoque de este documento es incidir en cómo los servicios tradicionales de las bibliotecas se benefician del uso de las herramientas de la web social más que describir con exhaustividad cada uno de ellos. La selección de los cuatro servicios aquí propuestos se ha hecho en función de las siguientes razones:
- Son los más extendidos en las bibliotecas.
- Permiten su ampliación con la web social
- Son los más demandados por los usuarios